¡Sonría!

Recuperar la estética dental se puede lograr siguiendo el tratamiento adecuado. La edad, la alimentación, el estilo de vida y los hábitos de limpieza bucal influyen de manera importante en el estado de los dientes. Un tratamiento profesional que ayude a recuperar o a mejorar su apariencia es la mejor manera de devolver una sonrisa sana y agradable. Las opciones que se ofrecen son diversas y su elección debe hacerse conjuntamente con su dentista. A continuación describimos algunos de ellos.

DIENTES BLANCOS No cabe duda que de todos los tratamientos que existen para mejorar la calidad de la sonrisa, es el blanqueamiento el que va a la cabeza. En este tema, las opciones también varían, y cada una de ellas responde a problemas, situaciones y gustos específicos. En el consultorio > Los tratamientos con el dentista duran cerca de una hora. El experto hace previamente un estudio para descartar sensibilidad al producto, y una vez descartada, procede a aplicar una solución con peróxido de hidrógeno, combinada con láser. Hay que considerar que se pueden necesitar varias consultas antes de lograr el resultado deseado. En casa > Es más económico, incluso se obtienen resultados similares al anterior, pero debe haber un compromiso total de parte del paciente. Se hace a base de hojas de plástico que se colocan en los dientes por un par de horas al día, durante varias semanas. De venta libre > Las pastas y productos que contienen peróxido de hidrógeno se consiguen sin problemas en las farmacias. Pero estos no permanecen el tiempo suficiente sobre los dientes para marcar diferencia. > Lo que hacen más bien, es ayudar a prolongar el efecto de un blanqueamiento hecho en el consultorio.

LAS SOLUCIONES > Recubrimiento dental. El cierre de brechas entre los dientes, la restauración de piezas desgastadas y los problemas de decoloración, pueden ser tratados con un recubrimiento dental adhesivo, el cual se compone de un material de vidrio y plástico del color de sus dientes, que se aplica sobre ellos y se endurece con una luz de alta intensidad. > Implantes. Se recomiendan cuando hay grietas en el área de la encía que no se pueden restaurar. Para ello se ancla en la mandíbula un diente artificial de titanio con un procedimiento quirúrgico. El paciente puede sonreír con confianza y mantenerlos así de por vida. > Carillas. Para las manchas oscuras y profundas que no pueden ser removidas mediante el blanqueamiento se recomiendan las carillas de porcelana. Estas cubren el diente de manera natural para que luzca completamente limpio. > Blanqueamiento. El profesional se hace en el consultorio y no tarda más de una hora. Sin embargo, el resultado óptimo se obtiene cuando se combina con un mantenimiento hecho en casa. El blanqueamiento se recomienda para las manchas en tonos que van desde el amarillo hasta el marrón, y que fueron causadas por factores externos.

¿QUÉ ESPERAR? >> Para saber qué resultado puede obtener al pedir un blanqueamiento dental, observe bien el tono actual de sus dientes y/o las manchas que presentan: >> Amarillentos: son los mejores candidatos, su resultado es muy notorio. >> Cafés: buen aspirante, pero muy probablemente necesitará varias sesiones. >> Grisáceos: se dificulta aclararlos, para ellos es mejor considerar las carillas de porcelana o el recubrimiento dental. >> Grisáceo oscuro: Las manchas de este tono aparecen por el uso de empastes plateados. Antes de blanquear es mejor rellenar con un nuevo material de porcelana.

DENTADURA SALUDABLE Los alimentos que comemos pueden tener un efecto positivo o negativo en nuestra sonrisa, de la misma forma en que influye el uso del hilo dental o del cepillo de dientes. Cada vez que se consume azúcar o almidones, la bacteria de la placa encuentra el estado ideal para desarrollarse dentro de la boca. Por el contrario, existen alimentos que contrarrestan estos efectos y que promueven la salud bucal. De acuerdo con la Academia Americana de Odontología Cosmética, alimentos como manzana, pera, apio, zanahoria y pepino, producen saliva la cual se combina con la fibra para formar un limpiador de dientes natural, eliminando así las bacterias y mejorando la blancura. ALGUNOS TIPS • Coma fresas y verduras crudas para eliminar las manchas superficiales. • Mastique cilantro y zanahoria para eliminar las bacterias de las cavidades dentales. • Tome de tres a cinco tazas de té verde al día para acabar con la placa que se forma al consumir azúcar. • Fortalezca las encías incluyendo en su dieta alimentos ricos en vitamina C. • Las semillas de girasol y su contenido de calcio, fortalecen los huesos que rodean la boca. • Tome suficiente agua natural, mantendrá la hidratación de las encías y una producción sana de saliva para combatir las bacterias que forman la placa. • El consumo excesivo de jugo de limón o de productos ácidos, adelgaza el esmalte de los dientes y los vuelve propensos a mancharse. • Visite regularmente a su odontólogo para realizar las limpiezas periódicas; se recomienda cada 6 o 4 meses, según sea el caso. • Y la más trillada pero importante, cepille sus dientes, por lo menos, tres veces al día, utilice hilo dental y lave al menos una vez por día con enjuague bucal.